¿Quiénes Somos?

Historia

DOS CAMINOS, UN IDEAL: “LA REDENCIÓN”

El 17 de septiembre de 1934 Ma. Teresa Rivera  visitó a la Señorita Adelaida Islas en la casa de México – Tacuba No 385 después de dialogar y orar, Adelaida decidió entregar los documentos que conservaba del P. Nistal a Ma. Teresa, al siguiente día, juntas fueron al Arzobispado para presentarse ante Monseñor Sepúlveda quien vioesto como obra de Dios y nombró a Ma. Teresa  superiora General  recomendándole  quedarse en la Ciudad De México donde ya contaba con el apoyo de los redentoristas.

Providencialmente las dos obras tienen la misma inspiración, el mismo nombre y eran acompañadas por misioneros redentoristas. Adelaida Islas tenía las reglas y Ma. Teresa las personas.  Decidieron unirse e iniciar un nuevo capítulo en el caminar de  la soñada y  amada  obra del P. Nistal y de la Madre Ma. Teresa.  El carisma común de las obras es vivir la caridad, ir a los más abandonados, la formación catequística de los pueblos, vecindades y periferias con misiones y escuelas, estas últimas a su vez con internados para niñas pobres.  Siete días después de la entrega de los documentos el grupo de la Ma Teresa escribió al P. Nistal para comunicarle y presentarse con él como autor de las constituciones donde ellas encontraron el mismo ideal de su obra.

El 23 de noviembre de 1934 llegó Ma. Teresa  a la Cd. de México con una hermana y una niña, a la casa modesta de la calle Puccini #38 en la Col. Peralvillo. El inicio en la Cd. de México fue verdaderamente difícil.

Teniendo como superiora a Ma. Teresa Rivera, la única Congregación de Misioneras de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro inició un camino que fue incrementando su presencia en la Iglesia de México y el mundo.

El 5 de noviembre de 1937 el Arzobispo Luis Ma. Martínez les concedió una aprobación “AD EXPERIMENTUM” por cinco años, aunque las constituciones no estaban aprobadas. En los últimos meses del año 1937 las memorias mencionan nombres de las siguientes  fundaciones: Tamasunchale, Córdoba y Zongolica, Veracruz, Col. Río blanco en la Cd. De México, la casa de Progreso  número 31, Villa de Guadalupe, donde residía  Ma. Teresa Rivera.  El año 1937 - 1938 llegó a haber Misioneras en Pachuca, la Hna. Guadalupe Irigoyen estuvo como superiora.

El 24 de junio de 1963 la Congregación recibió la aprobación diocesana del Excmo. Señor Arzobispo de México, Cardenal Miguel Darío Miranda y Gómez. En esta celebración la Superiora General y 128 hermanas emitieron su profesión perpetua. Se dio a conocer el número total de hermanas: 209, incluyendo 9 postulantes. En 1969 se inició el capítulo especial   asesorado por el R. P.  Esteban Martínez Marcos,  CSsR, se realizó en dos etapas: electiva y de actualización de las Constituciones. Eligieron como  superiora General a la M. Romelia Cristy Franco.

1975  celebraron el quinto Capítulo General en el que  eligieron  como superiora general  a la M. Marina Juárez Juárez.

En 1977 recibieron el decreto de aprobación pontificia, fue proclamado en la Insigne y Nacional Basílica de Nuestra Señora de  Guadalupe el 27 de junio de 1978, por el Excmo.  Señor Arzobispo Primado de México,  Cardenal  Ernesto Corripio Ahumada. El 8 de Diciembre de 1983  la Santa Sede concedió la aprobación definitiva de las Constituciones.En 1984 con gratitud y gran júbilo la Congregación celebró sus primeros 50 años.

Después de la Aprobación Pontificia la Congregación se expandió en 1981 a las Islas Filipinas; siguió expandiéndose a Venezuela, a USA, al El Salvador, a Guatemala y en 1998 llegó a la India, en Bangalore. En el 2008 iniciado la Celebración del Año Jubilar para conmemorar los 75 Años de presencia en el mundo “DANDO LA VIDA POR LA ABUNDANTE REDENCIÓN”.

En el mes de julio de2009, celebramos nuestro Capítulo General Extraordinario, siendo Superiora General la M. Julieta Mejía Urtis con el fin de renovar nuestras Constituciones, de manera que podamos responder a los desafíos y a las nuevas necesidades de la Iglesia y del mundo.

Se realizó la renovación de nuestras Constituciones en el XI Capítulo General celebrado en el año 2011 donde es electa la M. Cecilia Morales Tapia.

 A partir de este Capítulo General se terminó la organización por Regiones, cada una con su propio proceso está dando a todos sus esfuerzos para estar estable, firme y constantemente dinámica como representante de la Congregación en la realidad concreta de la Iglesia y de la sociedad a la que pertenecen.